martes, 13 de diciembre de 2005

Fue bueno mientras duró.

Se conocieron en una sala de chat. Enseguida se dieron cuenta de que tenían mucho en común. Incluso que se atraían. Entonces comenzaron tímidamente a mandarse mails. La tensión sexual iba en aumento. De ahí a excitarse mutuamente y masturbarse vía camarita, un solo paso. Estuvieron juntos más de 3 años, donde compartieron muchísimos momentos para el recuerdo. Pero ella era muy celosa, y cuando descubrió una relación -de amistad- entre él y una compañera de laburo, inesperadamente, el romance terminó. Entonces, indignada, le reclamó que le devolviera todas las cartas y las fotos. Por eso él, aunque seguía enamorado de ella, apretó “send”.

3 comentarios:

Hada dijo...

Hola!, hoy encontré tu blog de casualidad y me encantó.. un besazo de una española...

El blogudo dijo...

Gracias, hada! Es un placer tenerte por acá.


P.D. para los hombres visitantes del blog: No sé ustedes, pero un comment:

a) De una española (que hablan con ese acento que te derrite el cerebro).
b) Que se llama "hada".
c) Que me manda un besazo.

... vendría a ser algo como el flautista de Hammelin, pero que los ratones lo llevan en andas.

pablotossi dijo...

jajajaj, muy buena esa comparación!!!