martes, 5 de septiembre de 2006

Nuevos Tributos

Aunque es un fenómeno extraño, a nadie le sorprende que haya bandas tributo. Ya hace décadas que los Danger Four imitaban a los Beatles con asombrosa precisión. A tal punto, que se llegó a rumorear que el que hace de John estaba saliendo con la china del supermercado que estaba cerca de su casa, y que alguien (de la mafia china, seguramente) estaba planeando cagarlo a tiros por eso. La verdad es que se sospecha que es todo una maniobra urdida por los Danger Three restantes, para recrear al milímetro la evolución de la historia Beatle. De hecho, sabiendo lo que le espera, el Danger George está cagado de miedo. A tal punto, que se está empezando a enfermar. Sospechosamente.
Pero si dije antes que me resultaba extraño esto de las bandas tributo, es porque si bien entiendo que alguien quiera recrear una banda que ya no existe ni existirá (en este caso por la muerte de la mitad de sus integrantes), me llaman muchísimo la atención los tributos de bandas que al momento de tener su banda-homenaje, todavía tenían la posibilidad de ver a sus miembros tocando juntos, o directamente, estaban en actividad. Por eso, entiendo (y si no es así, corríjanme, por favor) que el placer de quienes siguen a las bandas tributo es el de escuchar simplemente a una banda haciendo temas de otra (covers, que le dicen) y no más que eso.
Entonces, me permito sugerir otros tributos que, por timidez, supongo, todavía no han visto la luz. Aquí están, estos son:

Brasile: La selección Brasileña homenajea a la nueva selección argentina. El entrenador brasileño hace adelgazar a Ronaldo unos cuantos kilos, lo obliga a que se deje la barba candado, y le hace creer que es Verón. Así, los brasileños sufren una derrota demoledora y humillante a manos de la selección de Colombia.

Die Lolen: Tributo a Lole Reutemann por Michael Schumacher. En este sentido homenaje, el corredor alemán no gana una puta carrera, y cuando se olvida de que está imitando a Lole y empieza a ganar, se queda sin nafta.

Les Lumatch: Los “Les Luthiers”, comandados por un gritón y exaltadísimo Marcos Mundstock hacen todo tipo de cámaras sorpresa arregladas a viejitos, turistas y modelos rubias. Además, dejan de lado sus ya clásicos y excelentes números musicales, y se dedican por completo a “Lesluthiando por un sueño”, donde ensayan, por el mismo precio, un tributo a Midachi repleto de morisquetas sin gracia, canciones desafinadas, y chistes de pésimo gusto.

Jorge Luis Bucay: Jorge Bucay escribe textos iguales a los de Borges, y los publica con su nombre. Ah, sí. Acá me avisan que ya existe un tributo parecido.

Ricardo Arjona x 2: Este tributo consiste en Ricardo Arjona haciendo siempre las mismas canciones, pero cambiándoles el nombre. ¿Cómo? ¿También existe?

Marcel Marceau canta Kiss: El célebre mimo francés suma pintura roja y negra y se calza su “air guitar” para recrear a la clásica banda de New York, de la mano de clásicos como “................” y “..............”, mientras pisa pollitos imaginarios en el escenario.

Víctor García: En esta ocasión, Víctor Sueyro decide homenajear a Charly García y se tira, como éste último, desde un noveno piso a una pileta. Pero por su miopía le pifia, pega en el borde, y se hace concha con la piletita para lavarse los pies. Parece que esta vez no vuelve.

6 comentarios:

deapoco dijo...

morí con el de victor sueiro!
(bah, se murió el que es mejor)

El Mendocino dijo...

GRACIAS POR TAAAAAAANTO HUMOR, AMOR.

MartuZeta dijo...

Kate Mossadona: La famosisima modelo tributa al Astro Argentino del Futbol, consume cocaina y se acuesta con Coppola (Sophia)

El blogudo dijo...

deapoco: sí, es el tributo que más me gustaría ver. Paradójicamente, con una vez me alcanzaría.

Mendocino: Gracias a vos, tontito... sabés que te quiero!

MartuZeta: Ya te lo dije: a veces tanta sintonía me asusta. Por eso, "Mi Mundo", en mi caso, es Mi Matrix.

Eze dijo...

Ricardo Sanchez: Sandro realiza un tributo al famosísimo marido de Adriana Aguirre, haciendo un muy buen papel de pelotudo y persiguiendo a Guido Süller al estilo Benny Hill.

Cruella De Vil dijo...

Insisto...
en el reparto de neuronas, Dios escatimó con las mías.
Mecacho!
=(