jueves, 14 de septiembre de 2006

El doble de riesgo con la mitad de problemas.

Golpearse por otro. Profesión brava, si las ¡ay!. Perdón, si las hay. Claro que suponemos que a los dobles de riesgo les gusta su trabajo. O sea, tienen algo de masoquistas. Temerarios. Y, sobre todo, útiles para que los actores que no saben golpearse no sufran. ¿Actores dije? ¿Es que sólo los actores padecen los golpes? ¿Y qué hay del resto de nosotros? ¿Acaso no sufrimos cuando nos golpeamos? ¿No sería una buena idea que todos tengamos dobles de riesgo? Por ejemplo:
Voy manejando a 160. Se me cruza un remisero en babia. No me gustaría salir despedido a través del parabrisas y aterrizar a 30 metros. Sería muy buena idea en cambio que mi doble de riesgo muriera por mi. “No te mueras nunca”, me dice alguien. “No, para eso lo tengo a Pancho, mi doble de riesgo” respondo con un aire de superioridad.
Pero creo que el tema da para más, ya que me interesaría destacar que los golpes no siempre son físicos. De hecho, casi nunca lo son. Sin ir más lejos: ayer salí antes del trabajo. Llego a casa y veo un auto estacionado en la puerta. Toco el capot y está frío. Es decir, está estacionado desde hace rato. Entonces, sigilosamente, mi doble de riesgo entra y se agarra la cabeza desesperado ante lo que estoy viendo con sus ojos. No puede creer que en MI propia cama esté sucediendo esto. ¡Su esposa (labura de doble de riesgo, como él) lo está engañando! ¡Y con el doble de riesgo de su mejor amigo! Entonces saca su revólver y los mata a ambos de 14 tiros. Yo, mientras tanto, llamo a la moza del bar y pido otro brownie. ¡Ah! Y un café... doble.

5 comentarios:

marco pollock dijo...

Este pais esta lleno de Leonardo, Miguelangel, Rafael y Dnatello... Pero no hay ningun blogudo y uno termina cansandose de tanta tortuga ninja.

Dentro de algunos dias vuelvo y tiro la casa por la ventana.

MP

Cruella De Vil dijo...

Me está faltando un post acá.
A mí no me enganian.
JUSTICIA JUSTICIA por el missing post.
Aparición con vida!
>=(

El Mendocino dijo...

Yo tengo un doble de la época de la secundaria. Una vez entré 5 minutos en un partido de basquet del equipo del colegio y clavé uno.

desdichada dijo...

el problema radica en ser más de dos

Anónimo dijo...

EXCELENTE!!!
Tarde pero seguro (como diría un doble de riesgo)


- Elnestor -