viernes, 3 de marzo de 2006

Post #100: PRRRRRRRRR!

-Abuelo, no seas chancho.
-No te gastes, Agustín, no te escucha. Si sabés que está sordo desde hace años.
-Está bien, pero eso no le da derecho a tirarse pedos en la mesa.
-Agustín, dejalo tranquilo…
-Yo no tengo nada contra él, pero que haga un esfuerzo. Que sea considerado. No digo agradecido, pero por lo menos que de vez en cuando piense que muchos, en nuestro lugar, ya lo hubieran mandado a un geriátrico.
-Habrían, se dice, animal…
-Bueno bueno… perdón, la señorita corrección… ¿¡Qué carajo importa!? A lo que voy es que si él no se tirara tirase tirare o hubiere tirado pedos en la mesa, no hubiere pasado nada.
-Hubiese… ¿O hubiere? Hmmm… se me hizo una laguna.
-¡Ahí está! ¡Otra vez! Mientras la pelotuda de Lili se fija en conjugaciones de verbos, el anciano se recontracaga en la mesa.
-Y encima con pedos diarréicos.
-Sí, abuelo, qué pedos mojados y explícitos tiene...
-Por lo menos son sin olor…
-No lo sé. Estoy resfriado.
-Entre todos no hacemos uno, ¿eh?
-Abuelo, abuelo… ¿Qué hace? ¡Venga, no se ofenda…! ¡Abuelo!
-No grites, que es al pedo.
-Cuac.
-Se debe haber ido al baño a cag... ¡Epa! ¿Qué pasó? El viejo se fue y siguen los fuegos artificiales...
-Yo no soy.
-Yo tampoco.
-Yo menos.
-¿Y entonces quién es?
-¿Se pueden dejar de hinchar las pelotas que no escucho el partido?

Después del entredicho, la cena de los Beltrame siguió su curso. Y a pesar de que el episodio del pedo sucedió hace ya varios años, nunca pudo ser resuelto. Hoy, una charla muy parecida se sucede en lo de los Garfinkel, cuya mesa tiene esta noche el dudosísimo honor de estar engalanada con el único sifón en la historia de la soda que sesea.


P.D.: Una vez más, gracias a todos por bancar al blogudo durante estos 100 posts. Los quiero.

10 comentarios:

Vera Finkelstein dijo...

Me reí, y usted se inspiró, vaya combinación!!!
Besos!
V.

Hadita dijo...

Y nosotros te queremos a vos bichito!!! Besotes y felicitaciones x los 100!!!

julieta dijo...

yo no me reí, me dio mucha pena
Me dio mucha verguenza ajena, mucho miedo de mi vejez y esas cosas, mucho temor a ser una vieja que se tire pedos sin darse cuenta.
Mucho miedo alzheimer y esas cosas.

Hadita dijo...

Blo, basta de despertar miedos ajenos! Pss, hombre grande haciendo esas cosas!

Cruella De Vil dijo...

Blogu:
Es autobiográfico?
Ahhh! 100 posts!
Ya entendí.
Sorry, es la jarra de clericó que me bajé recién que surtió efecto.
Salú! Hic!
Y vamos x más.


Nota de la autora o intento de idem: lo de la jarra de clericó es un dato fidedigno de la realidá propiamente. Si no me cree preguntelé a la Noe. Ella va a dar testimonio de la veracidá de mis dichos. Hic!

Hadita dijo...

Es verdad, puedo dar testimonio... de eso, y de un par de cosas más igual de perturbadoras!!!

Blogu, me andan queriendo levantar por el tagboard! Y yo que pense que este era un blog serio!

Besos!

PS: Cuando quiera contácteme y le paso la data de Cruellita... shhh...

deapoco dijo...

buen retorno de las vacaciones y felices primeros 100 post :-)

Cruella De Vil dijo...

Hadita:
Una sola palabra para usté:
BOTONAZA!
>=(

Hadita dijo...

No frunza el ceño Cruellita que le salen arrugas!

PABLO POZO dijo...

DE 100, COMO EL SUSHI.