viernes, 6 de mayo de 2005

La pastilla para el colesterol

Hoy me olvidé de tomar la pastilla para el colesterol. Y digo hoy para situar esto en el tiempo. Porque siempre me olvido. Supongo que eso será por el colesterol mismo. Lo que yo necesitaría entonces es una pastilla para la memoria. Sí, eso necesitaría. Pero ahí tendría otro problema: no olvidarme de tomar la pastilla para no olvidarme. Lo que yo necesitaría entonces sería poner un cartel en la heladera que diga “tomar la pastilla para no olvidarse”. Pero como mi problema es justamente la memoria, me olvidaría de poner el cartel. Lo que yo necesitaría entonces sería un obstáculo que me impida hacer alguna tarea ineludible y que me haga acordar de hacer el cartel. Un cajón de manzanas atrapando la Playstation, por ejemplo. Claro que todo este proceso complicadísimo serviría si no me quedo sin madera para el asado, y ¡zas! a la mierda con el cajón. Entonces me comería un rico asado, jugaría a la Playstation sin obstáculos que me distraigan y me olvidaría de tomar la pastilla para acordarme de tomar la pastilla. Entonces, por el sedentarismo y la carne, me subiría por las nubes el colesterol. ¿Colesterol dije? ¡La puta madre! Me olvidé de tomar la pastilla. Pareciera que vivo en otro mundo. Como en una especie de Matrix. Lo que yo necesitaría entonces sería tomar una pastilla como la azul. Sí, eso necesitaría.

1 comentario:

Lucio dijo...

La solución práctica: comprar un pastillero de plástico y pegarlo a la Playstation.

Pondría yo un comment en cada uno de los posts que diga: la pastilla del colesterol. Pero no tengo esa voluntad, apenas termino las cos