miércoles, 11 de mayo de 2005

El valor de nuestros próceres (¡PELIGRO!: contiene contenido potencialmente reflexivo!!!)

Aprendimos en el colegio (o intentaron enseñarnos, pero no aprendimos nada) que San Martín es el padre de la patria (¿Y la madre quién vendría a ser? ¿Es por eso que los argentinos somos todos hijos de puta?). Que Belgrano había creado la bandera (webografía obligada: unos cm. más abajo… “Aquí está la bandera…”) y que Sarmiento nunca había faltado a la escuela.
Pero a esta altura está clarísimo que esa no es la verdad de la milanesa (Hmmm… qué buen título para un post!). No. Tampoco la que nos cuenta Pigna en sus “Mitos de la historia” ni Lanata en “Argentinos”.
Porque si intentamos entender a la historia no como algo abstracto, rígido y lejano sino como un concepto dinámico, es obligación recurrir a la interpretación del elemento con referencias históricas que más frecuentamos: el dinero. Y es según él que la historia se replantea completamente:
Belgrano es el doble de importante que San Martín, así como Rosas también lo es con respecto al primero.
Sarmiento es diez veces más poderoso que San Martín, y Roca es el prócer máximo (y Mitre se ha convertido en sinónimo de chuchería de Taiwán). El escudo vale como máximo la mitad de Mitre, y como mínimo menos de la mitad del cabildo.
Por eso, roguemos al cielo que este post no sea leído por mucha gente (algo más que probable). No sea cosa que realmente nos creamos que un genocida de indios como Roca o un ladino como Rosas vale mucho más que los huevos de San Martín, y que un día de estos, alguien nos sorpenda en la calle preguntándonos:
“Vieja… ¿no tené una Casa de Tucumán pá la birra?”

5 comentarios:

Martín San dijo...

BLOGUDO!!!!!!
ESTAS PROPONIENDO HACER UNAS FICHUS DE "TOP&QUARTET" DE PROCER´S?

BUENA IDEA PARA QUE LOS PIBES ESTUDIEN HISTORIA.

Agustincinho... dijo...

Si, pero el unico problema que tiene el post es que el del billete de 20 no es Avellaneda, sino Rosas...

El blogudo dijo...

Gracias agustincinho... el error ya ha sido subsanado. (¿Qué sería de este blog sin la agudísima mirada de sus lectores?)

Yo.

P.D.: Te olvidaste de la tilde en "Sí" ("Si" sin tilde es un condicional). Sí, lo sé... soy un petiso resentido.

Anónimo dijo...

Lo del genocida de indios es una estupidez típica de un hijo de inmigrante que de historia argentina no sabe un carajo.

Lo divertido es divertido; lo tonto, a veces, es divertido y otras es sólo tonto; lo estúpido es estúpido, no es divertido, es gratuito, es arbitrario y, lo peor, hace escuela ya que la mayoría siempre está conformada por estúpidos.

El blogudo dijo...

No suelo contestar comments, pero cuando hay alguien tan ignorante del otro lado, no puedo evitarlo (soy tan predecible e infantil...):

Tenés razón: de historia no sé nada, aunque siempre cuento con que la gente que sí sabe me enseñe. Por eso esto es un blog... udo!!! (¿Lo entendiste? Bieeeeennnn!).

Ahora, como no quiero pasar por un anfitrión egoísta, hablemos un poquito de vos:
Lo único que puedo decir de tu "un poquito confusa" (no confundir "disléxica" con "dialéctica") opinión es que, si no fuera porque no diste tu nombre, diría que todo tu argumento se vio invalidado por una agresión cobarde, infantil y, por ende, ignorante. Una lástima. Ya que sabés tanto, podrías haberle enseñado algo a alguien.
De paso, ya que vas a pasar por última vez por este blog para leer esta, tu esperada respuesta (y seguramente escribir una respuesta más idiota todavía), llevate un consejo:
Guarda con ese tipo de autoproclamas de pertenencia a una elite superior ("La mayoría está conformada por estúpidos"): Hitler usó un argumento muy parecido, pero con respecto a las razas... ¡A menos de que te incluyas dentro de esa mayoría estúpida!
Ah, sí, disculpame, ahora que releo tu comment me doy cuenta de que sí.