martes, 3 de marzo de 2009

Orgullo argentino: la ciencia avanza.

Según un estudio a publicarse en la edición de hoy de la prestigiosa revista Science, el científico argentino Ricardo Balmaceda concluyó con éxito en su laboratorio del Massachusetts Institute of Technology la primera fase de pruebas de un ambicioso y osado experimento: ni más ni menos que un código de barras especial para el pack de 12 cartones de leche. 

Esto permitirá que, a la hora de facturar 12 leches, las cajeras del súper no tengan que romper la caja (lo cual invalida parte de la gracia de comprar un pack cerrado) para sacar un cartón y pasarlo por el lector de códigos.
Si bien el desarrollo de Balmaceda aún se encuentra en una etapa experimental, ya ha sido ensayado con éxito en six-packs de cerveza, yogures 2x1 y muy pronto –una vez que la FDA lo apruebe- comenzará a ser testeado en cajas argentinas de leche vacuna debidamente pasteurizada y apta para el consumo humano. Por lo tanto, se estima que para el año 2015, a más tardar, podrá ser implementado en supermercados.

Como el mismo Balmaceda declaró a los medios estadounidenses: “Estamos ante un logro que nos llena de orgullo y que parecía sólo posible en una película de ciencia ficción, aunque confiamos en que pronto será una realidad palpable y cotidiana para todos.”

Nadie duda de que este genial invento será bienvenido por miles de personas, sean estas empleados o clientes, aunque de todas formas no está exento de un fuerte debate ético: ya empezaron a alzarse voces que alertan sobre el peligro de que en las cajas rápidas de hasta 10 o 15 unidades, haya quien intente pasar más de 100 amparándose en el código de barras único. Por lo pronto, sectores de la Iglesia ya manifestaron su malestar al respecto y adelantaron que se opondrán a tal proyecto por considerarlo una aberración absolutamente inmoral para la humanidad toda, ya que vulnera los principios básicos y elementales de la doctrina cristiana.

Más alla de las adhesiones y rechazos que esta iniciativa ha generado, no deja de ser un orgullo para la comunidad científica argentina que sigue generando materia prima (gris) altamente disputada por los centros de investigación más calificados del mundo.

Déjenos su opinión al respecto:

18 comentarios:

Nono dijo...

Un pequeño paso para el hombre argento, un gran paso para la humanidad...

Igual me indigna que tengan que ir al exterior para desarrollar sus inventos. Claro, aca si llegas a experimentar con un 12pack de leches se te arma la podrida, que hay gente q no tiene para comer, q los derechos vacunos, que q c yo...

El Mendocino dijo...

¡Dejate de romper los packs!

vat69 dijo...

Impresionante. Esto deja al alfajor y al dulce de leche en un nivel muy inferior.

Nicolás dijo...

Primero el colectivo, después la birome, la avenida más ancha, y ahora esto. Vamos Argentina carajo! Chapó al Sr. Balmaceda.

estornudo dijo...

Acabo de descubrir que exento se escribe exento.

Kaitos dijo...

Sr. Blogudo: le agrdezco que difunda estos eventos de la ciencia.

Justamente la semana pasada me tocó vivir una vez mas ese terrible momento en el que la cajera viola nuestros derechos de comprar un pack íntegro y en perfecto estado.

En alguna ocasión le pregunté por el código externo, y con cara de asombro y miedo me respondió que "nunca se debe usar el código externo del pack".

Por evitarnos momentos incómodos y tediosos, propongo solemnemente se postule al Sr. Balmacesda de manera revolucionaria al Nobel de la Ciencia y al Nobel de la Paz.

Un abrazo Sr. Blogudo, este post me ha llegado al corazón.

(des)encontrada dijo...

jajjaa, genial invento! Si seguimos asi para el 2023 tenemos la maquina para tarjetas en el colectivo y se termina el flagelo de las moneditas... coming soon!
besos
D

(des)encontrada dijo...

Blogudo: gracias por pasar y comentar en mi blog. Ya estas en mi blogroll!
besos!
D

El blogudo dijo...

Nono: totalmente de acuerdo; la hipocresía y la mojigatería es lo que nos está condenando de por vida al tercer mundo...
Abrazo!

El Mendocino: Qué mala leche, lo tuyo...

Vat69: y bueh... la tecnología evoluciona y no se duerme en los laureles (menos mal, porque si no, se despertaría con un tufo a especias...)
Abrazo!

Nicolás: y no te olvides de las transfusiones de sangre y las huellas digitales... no, si no somos potencia porque no queremos.
Abrazo.

Estornudo: ¿Viste? En este blog el humor no está exento de didáctica...
Saludos.

Kaitos: Para mí que si usás el código externo del pack se produce una paradoja espacio-tiempo y el mundo explota en mil pedazos...
Me alegra haber podido entablar un lazo tan sentido con este texto. Creo que eso amerita una cena regada con tequila.
Abrazo!

(des)encontrada: y eso no es nada... para el 2045 también vamos a lograr que el subte D llegue a Puente Saavedra.
Con respecto al comentario en tu blog, no hay nada que agradecer, aunque me gustaría figurar en tu blogroll no por eso sino porque este blog te gusta... ¿no?
¡Besos!

(des)encontrada dijo...

Claro que me gusta, amigo blogudo, me hace reir! y eso es más de lo que se puede decir de muchos, jajaja
besos!
D

El blogudo dijo...

Ah, así me gusta... aunque pensándolo bien, no me siento muy halagado a juzgar por el hecho de que pareciera que somos varios los que te hacemos reír...

Chombis del Brief dijo...

Genial Blogudo!

En realidad, genial lo Balmaceda; a vos gracias por sacar a la luz estas cosas que hacen que uno se sienta más argentino y con más ganas de tomar leche.

Saludos

Santi

PD:Recién me llega tu libro Blogudo (soy de mza y acá en Yenny no está-en realidad por sistema figuran dos ejemplares fantasmas pero nadie los encuentra, chequeálo-) asique más tarde te digo si seguís lo pasos de Ricardo Balma y sos genial vos también.
Ahora si em despido. Chau.

(des)encontrada dijo...

Ufa.... ¿Celoso?

jajaja

besos!

D

El blogudo dijo...

Santi: Gracias por la data y por comprar mi libro (ahora TU libro). Ojalá que te guste tanto como a mi.
Ahora, te hago la siguiente pregunta... si no los encuentran, no te los traen de otra sucursal?
¡¡¡Ya estoy harto de que la gente se vaya robando mis libros!!! (eeeessaaaaa... campeón!)
No, posta, me gustaría saber qué pasa con eso, porque no sos el primero que me lo dice. Ya veré cómo lo averiguo. Gracias otra vez por la data.
¡Abrazo argentino!

(des)encontrada: me encantaría hacerte una escena de celos, pero acá, adelante de tanta gente, me da un poquito de pudor... (ya estoy grande para ciertas cosas; espero que sepas comprender: no es falta de voluntad...)

Gustavo dijo...

Que no se corteeeee....

El blogudo dijo...

¿Pero vos qué te pensás? Esto es un blog, no Wolverine...

Chombis del Brief dijo...

Posta que ni pregunté si me lo traían de otra sucursal, fui a dos de acá de Mendoza y en la dos la misma situación:
-Hola, te hago una consulta por un libro de Juan Faerman...
-Si si, decime el nombre...
- 36a edicion, 200 mil ejemplares vendidos...(me interrumpe)
- No, No, el nombre del libro.
- Es ese! Así se llama! (con cara de felicidad por saber que el vendedor siente que lo estás boludeando)
- Como me dijiste el nombre del autor? (con cara de que siente que lo estás boludenado)...

(Ahí confirme mi sospecha de que lo titulaste así para que todos te nombremos...)
- Mirá, me figuran 2 ejemplares pero consulté y nadie sabe donde está. Te podrías dar una vuelta mañana?

Al otro día
-No no, no aparecen por ningún lado. Debe ser un error del sistema.
- Bueno gracias, chau.

En casa, por teléfono:
- Hola abuela? Como andas? Te llamaba para ver is me podías conseguir un libro ahí ne Yenny del Solar, te queda a la vuelta no?
- Si si santi, como se llama?
- Es de Juan Faerman (me interrumpe)
- -Si si, decime el nombre...
- 36a edicion, 200 mil ejemplares vendidos...(me interrumpe)
- No, No, el nombre del libro.
- Es ese! Así se llama abuela! (con cara de felicidad por saber que el tu abuela siente que la estás boludeando)
- Como me dijiste el nombre del autor? (con cara de que siente que lo estás boludenado - me imagino-)...

Y así, gracias a la intervención de mi abuela y su envío vía correo conseguí el libro.

Me fui al carajo, no se si respondí algo de tu pregunta.

Saludos!

El blogudo dijo...

Jajajajajaa, Santi. Una muy buena anécdota. No hiciste más que descubrir mi plan maestro: que cualquiera pueda boludear a los de Yenny por tantas veces que ellos nos boludean a nosotros.

De todas maneras, tu data me sirve, y mucho: voy a ponerme a investigar a ver qué está sucediendo... ¡Gracias!

¡Saludos!